ATE­NAS DIA 8

Pub­li­ca­do en Noviembre 24, 2017
Esti­mar 5 minutos leyen­do

Mehrdad había pedi­do reunirse con nosotros en Piraeus para dis­cu­tir la reunión en su igle­sia el domingo.

Pireaus es el puer­to más impor­tante de toda Gre­cia, des­de la antigüedad, y es allí donde la may­oría de los refu­gia­dos ingre­san por primera vez à la ciu­dad de Ate­nas. Mehrdad se había con­ver­tido al cris­tian­is­mo var­ios años antes de emi­grar, una decisión peli­grosa que tomar en Irán. La decisión de ado­rar en una comu­nidad cris­tiana debe hac­erse con cier­ta dis­cre­ción, ya que no es explíci­ta­mente ile­gal en Irán, se cas­ti­ga con la prisión y la tor­tu­ra reunirse como cris­tianos y tam­bién hac­er proselitismo.

ATENAS DIA 8

Antes de con­ver­tirse al cris­tian­is­mo, Mehrdad había sido un con­tratista exi­toso, apoyan­do a una esposa y dos hijos. Su esposa se vio influ­en­ci­a­da por un veci­no que era un mulá, o líder reli­gioso, que con el tiem­po la con­ven­ció para que se volviera más con­ser­vado­ra en sus creen­cias. Mehrdad se sin­tió alien­a­da de la fe musul­mana. El gob­ier­no en Irán se esconde detrás del Islam, en nom­bre del poder abso­lu­to sobre sus ciu­dadanos. En bus­ca de con­sue­lo, Mehrdad comen­zó a prac­ticar el cris­tian­is­mo en una capil­la sec­re­ta, donde sos­ten­drían evan­ge­lio pri­va­do, oración y músi­ca. Pron­to, sin embar­go, uno de los miem­bros de esta pequeña capil­la se rev­eló como infor­mante del gob­ier­no y entregó Mehrad à la policía. Fue arresta­do y reclu­i­do en la cár­cel durante nueve días. Se vio oblig­a­do a fir­mar un papel que decía que nun­ca más volvería a ado­rar en una igle­sia cris­tiana. El gob­ier­no de Irán les paga a sus ciu­dadanos para infor­mar sobre sus veci­nos, por lo que aumen­ta la pre­sión para cumplir con sus están­dares. Cualquiera puede ser un infor­mante. Cuan­do Mehrdad sal­ió de la cár­cel, des­cubrió que el dinero de su cuen­ta ban­car­ia había sido blo­quea­do y que no podía diri­gir su nego­cio de con­trat­ación, por lo que se vio oblig­a­do a dis­olver­lo. Encon­tró tra­ba­jo como taxista. Su esposa se negó a vivir con él. Con­tin­uó yen­do à la mis­ma igle­sia y ado­ran­do. No tenía nada más. El mis­mo infor­mante lo entregó de nue­vo. Volvió à la cár­cel donde fue gol­pea­do con cables. Todavía tiene cica­tri­ces en todo su cuer­po. Cuan­do fue lib­er­a­do de la cár­cel, se le per­mi­tió salir del país y recibió un pas­aporte. Se fue de inmediato.

ATENAS DIA 8

Voló a Turquía y, des­de Estam­bul, via­jó en auto­bús a Edirne. Des­de allí cam­inó. Fue a pie y cruzó la sel­va a lo largo de la fron­tera. Con­tin­uó a Salóni­ca, aún a pie, donde fue arresta­do y man­tenido en un cen­tro de deten­ción durante tres meses. Solic­itó el asi­lo griego, y se le negó. Aho­ra está en el pro­ce­so de apelación. Muchas per­sonas están huyen­do a Gre­cia, esperan­do encon­trar aceptación. Cuan­do un gob­ier­no usa la religión para estable­cer el dominio, un gob­ier­no con­tro­la el amor y la fidel­i­dad de sus ciu­dadanos. La sim­ple fe se con­vierte en rebelión.

ATENAS DIA 8